Los Ancares

“Ancares es sus elevadas cumbres, sus profundos e infinitos valles surcados por ríos y riachuelos, sus circos, sus lagunas glaciares, sus árboles y sus pueblos perdidos. Todo esto es Ancares. Pero no sólo eso. Falta la melodía de fondo que arrulla todo lo anterior. Una melodía de colores verdes, amarillos, rojos y también de sonidos, o más bien de silencios, sólo interrumpidos por el trinar de los pájaros o el correr del agua. Todo ello en perfecta armonía es Ancares, un rincón del mundo privilegiado, auténtico y escondido, dónde el tiempo se para y uno quiere quedarse para siempre.” 

IMG_2695
Los Ancares vistos desde el Miravalles.

La Sierra de los Ancares es una alineación montañosa con forma de arco situada entre Galicia, Castilla-León y Asturias. Aunque pertenece al Macizo Galaico-Leonés, se puede considerar que es el extremo occidental de la cordillera Cantábrica y sirve de frontera natural entre Galicia y la comarca leonesa del Bierzo. Administrativamente, la comarca de Ancares se extiende por el noroeste de la provincia de León, la parte más oriental de la provincia de Lugo y el suroeste de Asturias (concejos de Ibias y Degaña, al SO de los Parques Naturales de Somiedo y Las Ubiñas).

IMG_8591
Cuerda de Los Ancares desde la bajada del Mostallar a Pena del Castillín o del Portillín (en primer plano, 1881 m). Al fondo, el gancho del Penarrubia.
IMG_2784
La Cuerda de Ancares vista desde el Tres Bispos. En primer término, Os Penedois. Al fondo, el Mostallar y el Cuiña.

Los orígenes del término “Ancares” son inciertos. A principios del siglo XX, lo único que se conocía como “Ancares” era un valle en el municipio de Candín (León), que se extendía desde el Puerto de Ancares hasta el Puerto de Lumeiras. Por alguna razón que se desconoce, el nombre de “Ancares” pasó con el tiempo a designar una sierra y una comarca más amplia, tal y como lo conocemos hoy en día. Hay quién dice que la extensión del término a Galicia se debió a una empresa muy importante llamada “Compañía Ancares”, la cuál se dedicó a extraer madera en el ayuntamiento de Cervantes en la tercera década del S. XX.

IMG_2434
Cordal del Penarrubia (1822 m). Abajo, el Valle del Arroyo de Brego.

Se sabe que estas tierras fueron habitadas hace mucho tiempo por tribus celtas, que se refugiaron en las montañas huyendo del empuje de las legiones romanas. Hay vestigios de campamentos romanos en A Recacha y Granda das Xarras y la multitud de castros que aparecen en zonas altas salpicando la orografía de Ancares son huella de las luchas que se libraron entre el Imperio Romano y los primitivos pobladores de estas tierras.

20140617_164114

Sus picos, con altitud entre 1500 y 2000 metros, se alinean en un impresionante cordal que va en dirección NE-SO desde el Miravalles al Penarrubia. Las montañas más emblemáticas de la sierra son el Cuiña (techo de la Sierra con 1992 m), Miravalles (1966 m), Mostallar o Mustallar (1934 m, techo de los Ancares gallegos), Penalonga (1881 m), Pico Lanza o de Lagos (1866 m), Corno Maldito (1859 m), Charcas (1849 m), Os Penedois (1786 m), Tres Obispos (1794 m) y Penarrubia (1822 m) (altitudes obtenidas de: Cartografía del Instituto Geográfico Nacional, visor Iberpix 4).

IMG_2714
Pico Miravalles (1966 m).
IMG_2713
El Cuiña (en el centro) visto desde la cuerda del Miravalles.
20140617_122236
Picos Penalonga (1881 m, derecha) y Mostallar (1934 m, izquierda)
IMG_8531
Pico Mostallar (1934 m) desde Campo Redondo. A su derecha, la Pena del Castillín o del Portillín (1881 m).
IMG_8639
Os Penedois (1786 m).
IMG_2788
Pico Penarrubia (1822 m) y el Monte de Cales.

Algunas de sus cumbres son redondeadas, como el Pico Charcas o el Cuiña, pero otras son rocosas y tienen caras escarpadas que caen en vertiginosa pendiente hacia el fondo del valle. Tal es el caso de la terrible cara norte del Mostallar, Os Penedois (cuyo paso cimero es bastante aéreo) y la espectacular cresta de El Campanario y Dos Hermanitos.

IMG_2718
La escarpada cara norte de Dos Hermanitos (1901 m) y El Campanario.
IMG_2736
Cara norte del Mostallar (1934 m, izquierda) y Pico Penalonga (1881 m, derecha)
IMG_2421
Os Penedois (Os Penedos de Donís).

Al pie de los picos podemos encontrar lagunas, pequeñas pero muy hermosas, algunas de ellas de origen glaciar, como la del Cuiña.

IMG_2728
Laguna glaciar del Cuiña. Detrás, Dos Hermanitos.
IMG_8600
Lagunas de Villous.

Por los amplios valles de Ancares bajan los ríos desde las cumbres, por su ladera oriental hasta la cuenca del Sil, en el Bierzo y por su ladera occidental hasta la cuenca del Navia, en Lugo. En la vertiente leonesa hay cuatro valles entorno a los ríos Burbia, Ancares, Cúa (Valle de Fornela) y Balboa. Dentro de ellos, alrededor de 50 pueblos distribuidos entre los municipios de Balboa, Vega de Espinareda, Villafranca del Bierzo, Fabero, Páramo del Sil, Palacios del Sil, Villablino, Peranzanes y Candín. En las vertientes gallega y asturiana, los afluentes del río Navia surcan la sierra en estrechos y profundos valles, como el del río Rao o las gargantas del río Ser (en el municipio gallego de Navia de Suarna) o el valle del río Ibias (en el Principado de Asturias). Los municipios de esta vertiente astur-galaica son: As Nogais Becerreá, Baralla, Cervantes, Navia de Suarna y Pedrafita do Cebreiro (en Galicia); e Ibias y Degaña (en Asturias).

IMG_2752
Valle del Burbia visto desde la cima del Mostallar.
IMG_8515
Valle del río da Veiga Cimeira.

IMG_5701

IMG_2787
Valle del Arroyo de Brego.
IMG_8557
Valle del río Burbia visto desde el collado entre el Penalonga y el Mostallar.

IMG_2766

IMG_2426
Valle del Arroyo de Brego, al pie de la Cuerda del Penarrubia (1822 m).

En el fondo de los valles o en cerros que dominan los mismos, preciosos, recónditos y olvidados pueblos donde el tiempo y la vida parecen haberse detenido hace muchos años.

IMG_5703

IMG_8509
Piornedo.

Telefono 026

IMG_2401

IMG_5702

Pequeños templos de piedra y antiguos castillos se levantan en perfecta armonía con el entorno.

Castillo de Doiras (1)
Castillo de Doiras (S. XV).

Las expresiones de arquitectura popular más características de Ancares son las “pallozas” y los hórreos.

IMG_5673
Pallozas de Piornedo.
IMG_6470
Palloza y hórreo en Piornedo.

En su fauna destacan dos especies endémicas de la cordillera Cantábrica, el urogallo cantábrico y la liebre de piornal, así como el oso pardo.

IMG_6411

La vegetación varía según la altitud y la orientación de los montes. En los fondos de los valles y en altitudes bajas se encuentran castaños, avellanos, alisos y sauces. Por encima de los 1.000 m de altitud, los robles (carballos en gallego) se entremezclan con áreas de brezo y también abundan los acebales y abedulares, acompañados de serbales de los cazadores y tejos.

Acebo gigante
Acebo gigante.
Serbal de los cazadores
Serbal de los Cazadores.
Tejo
Tejo.

Los montes orientados al norte muestran bosques más variados, con carballos, arces, avellanos, mostajos, acebos y abedules. En los sotobosques abundan los arándanos y en los valles de origen glaciar hay zonas con vegetación propia de turberas. A partir de los 1700 m, en el piso subalpino, la vegetación arbórea es sustituida por un matorral bajo de brezo blanco, piornos, tojos, enebros rastreros y zonas de pastizales.

IMG_8614
Brezo en el cordal de los Ancares.

Y por último, más allá de sus montañas, lagunas, barrancos y valles, Ancares es sus senderos. Si bonito es crestear por la cima de sus picos, desde los que se toca el cielo y se disfruta de una vista infinita, adentrarse en sus hermosos y vírgenes senderos es sumergirse en un mundo mágico, donde los nomos corretean a nuestra espalda y los árboles nos abrazan, privándonos del inmenso cielo pero sumiéndonos en la más dulce de las melancolías.

IMG_2470

Imagen 019

Imagen 020

IMG_2462

Imagen 048

Todo esto y mucho más es Ancares, un rincón único en el mundo, en el que uno, por más que vaya, no deja de descubrir y sentir cosas nuevas.

IMG_2785
Cuerda del Penarrubia vista desde el Tres Bispos.