Peña Negra/Regajo y Mondalindo o Cabeza del Cervunal desde Bustarviejo (Sierra de Cancho de la Zorra)

FUENTE DE INFORMACIÓN: Cartografía del Instituto Geográfico Nacional, visor Iberpix 4.
FOTOGRAFÍA: iPhone 14 Pro.
ZONA: Cuerda de las Cabezas o Cordal del Mondalindo, apéndice este de la Cuerda Larga, Sierra de Cancho de la Zorra - Sierra de Guadarrama, Sistema Central.
DESDE: Bustarviejo (1197 m).
CERCA DE: Bustraviejo, Valdemanco, Navalafuente, La Cabrera.
ÉPOCA: enero de 2023.
TIPO DE RUTA: circular.
NIVEL DE DIFICULTAD: moderado.
Datos descargados de GPS GARMIN Fénix 7: Longitud: 15,19 km. Desnivel acumulado positivo: 991 m. Desnivel acumulado negativo: 991 m. Cota máxima: 1833 m. Cota mínima: 1169 m. Tiempo empleado: 5 h 12 min (con paradas para sacar fotos y marcar waypoints). Tiempo en movimiento: 4 h 02 min.
MATERIAL: GPS, senderismo (sin nieve). Raquetas, crampones (nieve).
AGUA: fuente en Bustarviejo, Fuente del Agua Fría. Se cruzan los Arroyos de las Ferminas y de los Canalizos.
TIPO DE FIRME: sendero, senda cimera.
SEÑALIZACIÓN: postes indicativos, hitos.

ITINERARIO:
Bustarviejo (1197 m) – Arroyo de las Ferminas – Arroyo de los Canalizos – Fuente del Agua Fría (1590 m) – Cancho de Mondalindo (1651 m) – La Almohadilla (1725 m) – Peña Negra/Regajo (1832 m) – Mondalindo o Cabeza del Cervunal (1830 m) – Majada de los Arrieros – Collado Abierto o de Hernán García (1607 m) – Camino de la Mina – La Porquizuela – Canchos de los Abantos – Bustarviejo.

Descárgate la ruta y accede a más información (mapas, waypoints, altimetrías, fotos) en el siguiente enlace de Wikiloc:
Peña Negra/Regajo y Mondalindo o Cabeza del Cervunal desde Bustarviejo (Sierra de Cancho de la Zorra)

EL ENTORNO:
Descubre más acerca de la zona en los siguientes enlaces de nuestro blog:
La Sierra de Guadarrama
Sierras de la Morcuera, Cancho de la Zorra y la Cabrera

LAS MONTAÑAS:
El Pico Mondalindo o Cabeza del Cervunal (1830 m) y Peña Negra-Regajo (1832 m) son dos montañas que forman parte del apéndice este de la Cuerda Larga que va desde el Puerto de Canencia hasta La Cabrera, cerrando el Valle del Lozoya por el sur. Ambos pertenecen a la Sierra de Cancho de la Zorra, prolongación este de la Sierra de la Morcuera. Como curiosidad, el primero de ellos aparece ya mencionado en el «Libro de montería» de Alfonso XI como «La Peña de Muño Linda».

LA RUTA:
La ruta de hoy es una circular entre Bustarviejo y los picos Peña Negra/Regajo y Mondalindo o Cabeza del Cervunal, subiendo por el Cancho de Mondalindo y bajando por el Camino de la Mina.

Partimos de Bustarviejo (1197 m), una villa ubicada en el pie de sierra guadarrameño, cuyo nombre guarda relación con la cría de bueyes, práctica frecuente en la zona en la antigüedad. Arrancamos en la Iglesia de la Purísima Concepción (S.XIV), el edificio más antiguo de Bustarviejo. Por debajo de la misma hay un pequeño descampado en el que se puede dejar el coche.

Al otro lado de la Plaza de la Constitución está el Ayuntamiento (año 1770), a cuya vera vemos indicaciones hacia el «Mondalindo por el Camino de la Mina» (que es por donde nosotros volveremos).

Callejeando por el pueblo en dirección NE y tras cruzar por un puente el Arroyo de las Ferminas, encontramos nuestro camino, que nos llevará también al pico, pero por su ladera S. Inicialmente es ancho y asciende por el margen derecho del riachuelo.

Tras un par de bifurcaciones (la primera izquierda y la segunda derecha), el sendero se estrecha hasta llegar a una intersección al pie de La Barranca, en la que giramos a la derecha.

Unos 200 m después, nos desviamos a la izquierda por un empinado sendero, que arranca por detrás de un hito en dirección a la base de la Peña de las Monjas. El nombre de este risco se debe a la forma de sus rocas graníticas, las cuales, vistas desde la lejanía y con no poca imaginación, parecen tres monjas rezando, dos sentadas y una de pie. La «monja» que está de pie es una aguja rocosa de más de 10 m de altura.

Desde allí continuamos subiendo en dirección NE y cruzando la Vertiente de Los Canalizos alcanzamos la Fuente del Agua Fría (1590 m), donde nace el arroyo del mismo nombre, también llamado «de Mondalindo».

En torno a este manantial, que hoy encontramos helado, circula una antigua leyenda conocida como la «Leyenda de la niña mora de cabellos de oro«.

La protagonista de esta historia es una niña mora de rubia melena que murió de pena. A su padre, un mercader inmensamente rico, le fue anunciada su temprana muerte el día en el que le negó limosna a una bruja local. Muerta su esposa, su valiosa herencia iría a parar a su única hija, que él consideraba demasiado pequeña y frágil para protegerla. Al no poder encontrarle esposo antes de su partida que le ayudase en esa difícil tarea, el mercader planeó esconder sus posesiones y para ello eligió una oquedad en el Cancho de Mondalindo. La misma noche que escondió el tesoro, cargó en brazos a su hija hasta la gruta y la maniató a un saliente de su interior, pensando que sus gritos ahuyentarían a cualquier merodeador. Con la luz del sol, la pequeña despertó y, viéndose prisionera y sola, lloró hasta que no tuvo lágrimas. Cada una de las gotas saladas que brotaban de sus ojos tiñó su pelo de color azabache hasta transformarlo en puro oro, convirtiendo la belleza de la niña en atrayente artimaña. Al llegar de nuevo la oscuridad, la chiquilla sucumbió a la tristeza, aunque decidió custodiar eternamente aquello que legítimamente le pertenecía. Desde entonces, cuando algún extraño se acerca al lugar, la muchacha, de la que nadie desconfía, engatusa al incauto y le conduce hasta un profundo pozo al que arroja sin contemplación. Un día al año, el día de San Juan (24 de junio), coincidiendo con la fecha de su secuestro, la guardiana abandona por unas horas su fortuna y desciende por la montaña hasta los pies de la Fuente Fría, donde nace el Arroyo de Mondalindo. Allí, lava, peina y mima sus cabellos para que continúen dorados toda la eternidad. Aquel que quiera probar suerte y alcanzar el tesoro sólo debe esperar a la fecha propicia. Mucha suerte al osado que lo intente !!!

Mondalindo, lindo, lindo,
quien te vea te desea;
quién cogiera la moneda
que debajo de ti queda

La Leyenda de la niña mora de cabellos de oro (Tomado y modificado de «La guardiana de hermosos cabellos de oro», El Guadarramista)

Un poco más arriba nos topamos con la arista S de Cabeza del Cervunal, presidida en su punto medio por el Cancho de Mondalindo (1651 m), desde el que disfrutamos de unas muy buenas vistas del pie de sierra y Peña Negra.

El sendero prosigue arista arriba pasando por los riscos de La Almohadilla (1725 m), donde encontramos un vivac de emergencia.

A 1800 m de altitud y a escasos metros de la cima del Mondalindo, alcanzamos la Cuerda de las Cabezas. En vez de dirigirnos al geodésico, giramos a la derecha hacia Peña Negra/Regajo, ubicado apenas 1,2 km al NE.

La cumbre que domina la parte oriental de la cuerda tiene una cima doble. La primera es Peña Negra (1832 m), coronada por unas las antenas de una estación repetidora y desde donde hay una vista espléndida de La Cabrera.