Los Montes Carpetanos y Somosierra

Los Montes Carpetanos son una alineación montañosa que se extiende en dirección SO-NE desde el Collado de Quebrantaherraduras (2096 m) o Puerto de los Neveros (ubicado en el extremo N del Macizo de Peñalara) hasta el Puerto de Somosierra. Pertenecen a la Sierra de Guadarrama (Sistema Central), hacen de frontera natural entre las provincias de Madrid y Segovia, y constituyen la vertiente nororiental del Valle del Lozoya.

El cordal entero son algo más de 60 km de cumbres bastante redondeadas, pero cuya vertiente S tiene a veces vertiginosas caídas hacia el Valle del Lozoya, como es el caso de los llamados Hoyos Carpetanos: Hoyo Borrascoso, Hoyo Cerrado (bajo el Alto de Los Pelados), Hoyo de Porrinoso (bajo el Alto del Porrinoso) y Hoyo de Pinilla (bajo el Pico del Nevero).

El techo de los Carpetanos es el Pico del Nevero (2209 m).

Las cimas más relevantes de O a E son:

Alto del Nevero (2139 m)
Alto de los Poyales (2081 m)
Alto del Morete (2138 m)
El Reventón (2079 m)
El Cancho (2042 m)
Flecha (2077 m)
Alto de Calderuelas (2013 m)
Peñas Crecientes (2004 m)
Hoyo Borrascoso (2129 m)
Los Pelaos (2138 m)
Peñacabra (2159 m)
Alto del Porrinoso (2169 m)

Pico del Nevero (2209 m)
Alto del Puerto (2095 m)
Pico del Reventon (1925 m)
Reajo Capón (2092 m)
Reajo Alto (2099 m)
Lomo Gordo (2077 m)
La Peñota (1917 m)
Peña Berrocosa (1960 m)
Peña Quemada (1833 m)

Cerro del Gargantón (1786 m)
Colgadizos (1833 m
)
Peña Zorrillo (1642 m)

El segmento más nororiental de los Montes Carpetanos, que sirve de enlace entre la Sierra de Guadarrama y la de Ayllón, recibe el nombre de Somosierra. Esta cadena montañosa, de lomas bastante redondeadas, se extiende en dirección SO desde el río Duratón y el Puerto de Somosierra hasta el Puerto de Navafría, haciendo de línea divisoria entre las grandes cuencas fluviales del Duero y del Tajo, así como de frontera natural entre las provincias de Madrid y Segovia. El cordal presenta una clara disimetría entre la vertiente meridional (de laderas más suaves) y la septentrional (de laderas más empinadas que bajan abruptamente al piedemonte segoviano). Los ecosistemas de mayor valor se encuentran en esta última, donde encontramos sabinares y acebedas de gran belleza.