Bocígano-Loma de Las Huelgas (1718 m)

  • FUENTE DE INFORMACIÓN: Cartografía del Instituto Geográfico Nacional, visor Iberpix 4.
  • FOTOGRAFÍA: iPhone 6s.
  • ZONA: Macizo del Pico del Lobo, Valles del río Berbellido y del Arroyo de las Canalejas – Sierra de Ayllón, Sistema Central. Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara.
  • DESDE: Bocígano (1370 m), al que se accede por la GU-223, a su vez ramal de la GU-187 que une El Cardoso con Peñalba de la Sierra.
  • CERCA DE: La Hiruela, El Cardoso, Bocígano, Cabida y Peñalba de la Sierra. Provincias de Madrid y Guadalajara.
  • ÉPOCA DE REALIZACIÓN: enero de 2018. Tiempo: despejado.
  • TIPO DE RUTA: lineal, ida y vuelta.
  • DATOS TÉCNICOS:
    • Nivel de dificultad: bajo.
    • Datos descargados de GPS GARMIN: Longitud: 6,35 km. Desnivel acumulado positivo: 338 m. Desnivel nivel acumulado negativo: 338 m. Cota máxima: 1722 m. Cota mínima: 1356 m. Tiempo empleado: 3 h y media (con calma y parando a tomar un bocadillo).
  • MATERIAL: GPS, senderismo, bastones (sin nieve). Raquetas, crampones (con nieve).
  • AGUA: Fuente en la plaza de Bocígano.

ITINERARIO:
Bocígano (1370 m) – Majada de los Herrenes – Las Fuentes – Cerro 1529 m – Ladera de las Zorreras – Cerro 1684 m – Loma de las Huelgas (1718 m) – Cerro 1684 m – Ladera de las Zorreras – Cerro 1529 m – Las Fuentes – Majada de los Herrenes – Bocígano.

Descárgate la ruta y accede a más información (mapas, waypoints, altimetrías) en el siguiente enlace de Wikiloc:
Bocígano-Loma de Las Huelgas (1718 m)

EL ENTORNO:
Descubre más acerca de la zona y del pueblo de Bocígano en los siguientes enlaces:
La Sierra de Ayllón
Macizo del Pico del Lobo-Cebollera
El pueblo de Bocígano

LA MONTAÑA:
La Loma de las Huelgas (1718 m) es un cerro ubicado en el cordal de ascensión a la Loma del Picaño desde el pueblo de Bocígano. Su cima es un bonito promontorio rocoso y quizá uno de los mejores miradores del Valle del río Berbellido y de la vertiente sur del Macizo del Pico del Lobo.

Versión 2
Loma de las Huelgas.
IMG_8207
Vista desde la Loma del Picaño. Abajo a la derecha, la Loma de las Huelgas.

LA RUTA:
Bocígano es una preciosa pedanía de El Cardoso de la Sierra, ubicada en la provincia de Guadalajara, en pleno corazón de la Sierra de Ayllón. Existe desde la Edad Media y junto a Colmenar de la Sierra, Cabida, Corralejo y Peñalba de la Sierra, constituye un grupo de pueblos apenas habitados y casi olvidados por la civilización. Y en ese olvido y en su remota localización radica precisamente su encanto. Su belleza y su singular enclave en el medio de una Sierra dominada por picos de más de 2000 metros, convierte a estos pueblos en rincones mágicos en los que uno quisiera quedarse aislado por la nieve durante días.

IMG_7685
Bocígano.

La ruta de hoy partió de la plaza de Bocígano. Salimos por la carretera por la que habíamos venido, para abandonarla unos cientos de metros más adelante tomando un sendero mal definido que nace a nuestra derecha. Ganamos poco a poco altura por la Majada de los Herrenes hasta dejar el pueblo a nuestros pies y alcanzar el cordal que finaliza en la espectacular Loma del Picaño (cuya cumbre podemos ver en dirección NO).

IMG_7687
Arriba en el centro, la Loma del Picaño, entre el Santuy (izquierda) y la Loma de las Huelgas.
IMG_7688
Vista oeste desde la subida por la Majada de los Herrenes. Cabeza de Cabida y detrás, el Ocejón.
IMG_7689
Bocígano.

Esta cuerda discurre entre dos preciosos valles, el del río Berbellido al este y el del Arroyo de las Canalejas al oeste. Tras pasar “Las Fuentes”, llegamos a un primer cerro ubicado a 1529 m de altitud. Desde allí visualizamos nuestro siguiente objetivo, un cerro sin nombre cuya redondeada cumbre oculta la de la Loma de las Huelgas, ubicada justo detrás.

IMG_7723
Enfrente, el Cerro 1684 m. Justo detrás está la Loma de las Huelgas.

La nieve nos dificultaba ver si había sendero definido, por lo que avanzamos por donde pudimos subiendo por la zona conocida como “Las Zorreras”. La pendiente y la nieve elevaron el nivel de esfuerzo, pero enseguida alcanzamos la cumbre del cerro, señalizada con un hito de piedras a 1684 m de altitud.

IMG_7700
Subiendo por Las Zorreras. Delante, la redondeada cima del Cerro 1684 m.
Versión 2
A nuestra izquierda según ascendemos dejamos la Loma del Picaño (derecha) y el Santuy (izquierda).
IMG_7702
Vista oeste desde la subida. Cabeza Anón (el cerro con antenas) y Cabeza de Cabida. Al fondo, el nevado cordal del Ocejón.
IMG_7707
Llegando a la cima del Cerro 1684 m. A la derecha, La Cebosa.

Desde allí, sin apenas dificultad llegamos a La Loma de Las Huelgas (1718 m), uno de los balcones más espectaculares de la Sierra de Ayllón. Al N, la vertiginosa caída hacia el Valle del río Berbellido, con la Morra del Segoviano, La Cebosa y el Macizo del Pico del Lobo al fondo; al NO, La Loma del Picaño flanqueada por el Santuy a su izquierda y el Cerrón a su derecha; al sur, el Porrejón, Peña Hierro, la Tornera y La Centenera; y al E, la magnífica cumbre nevada del Ocejón. Todo un privilegio disfrutar de las cumbres nevadas de estas montañas. Delante de nosotros, la bajada al collado (1599 m) desde el que se inicia la fuerte subida final a la Loma del Picaño.

IMG_7709
Vista N-NO desde la Loma de las Huelgas. Abajo, el Collado de las Huelgas (1599 m). Valle del río Berbellido.
IMG_7710
Loma del Picaño (2044 m).
IMG_7712
Abajo, el Collado de Las Huelgas (1599 m). A su derecha, el Valle del río Berbellido rodeado de las grandes cumbres del Macizo del Pico del Lobo.
IMG_7713
Pico La Cebosa (2048 m) sobre el Valle del río Berbellido.
IMG_7715
Vita panorámica desde la Loma de las Huelgas. De izquierda a derecha: Santuy, Loma del Picaño, Cerrón, Cabeza Pinillo, Cuerda de las Mesas, Pico del Lobo y La Cebosa.
IMG_7718
Loma del Picaño (2044 m).

La vuelta la hicimos por el mismo camino, con alguna pequeña desviación motivada por la nieve.

IMG_7724
Bocígano.

La ruta es fácil hasta dónde nosotros la hicimos, 6 km con poco más de 300 m de desnivel acumulado positivo. La nieve puso algo de picante, pero poco.

Nuestra idea era llegar a la Loma del Picaño, pero salimos tarde y por miedo a la falta de luz tuvimos que acortar la ruta. A veces uno no alcanza su objetivo, pero no por eso debe dejar de disfrutar de las muchas cosas buenas que hay por el camino. Sólo transitar por el cordal de hoy y disfrutar de sus vistas es un placer como pocos. Y además, esta parte de Ayllón me recuerda a mi tierra, a mis queridos y añorados Ancares…