Ibón

Término típico del Pirineo aragonés que se utiliza para designar a los pequeños lagos pirenaicos de origen glaciar ubicados a gran altura, siendo origen frecuente de ríos y arroyos.

La palabra «ibón» es vocablo de la antigua lengua prerromana aragonesa, sustrato lingüístico del posterior romance.

Desde el punto de vista geológico, los ibones son formaciones recientes, surgidas por procesos glaciares de excavación en la era glaciar, hace aproximadamente unos 30000 años. Su agua es de una altísima pureza y calidad.

Ibón de Piedrafita (Vertiente NE de la Sierra de la Parcacua, Valle de Tena).
Ibón de Villamuerta (2069 m), Valle de Benasque.