Hayedo de Montejo-Valle del Ermito-Canchos del Agua Fría (2031 m)-Alto de la Dehesa-El Cardoso de la Sierra-Hayedo de Montejo

  • FUENTE DE INFORMACIÓN: Cartografía del Instituto Geográfico Nacional, visor Iberpix 4.
  • FOTOGRAFÍA: iPhone 6s.
  • ZONA: Hayedo de Montejo, Valle del Ermito, Macizo del Pico del Lobo-Cebollera, Dehesa de Santuy, Serranía de El Cardoso – Sierra de Ayllón, Sistema Central.
  • DESDE: la M-139, entre el km 5 y 6 (1258 m). Viniendo desde el Puerto de El Cardoso, pasamos la entrada del Hayedo de Montejo, cruzamos el río Jarama y seguimos unos 300 m por la carretera en dirección a El Cardoso para dejar el coche a la derecha enfrente de la pista de salida.
  • CERCA DE: El Cardoso de la Sierra, La Hiruela, Montejo de la Sierra.
  • ÉPOCA: febrero de 2019. Tiempo: despejado. Nieve desde la cota 1600. Tª: 7-9 ºC.
  • TIPO DE RUTA: circular.
  • DATOS TÉCNICOS:
    • Nivel de dificultad: moderado.
    • Datos descargados de GPS iPhone 6: Longitud: 24,47 km. Desnivel acumulado positivo: 909 m. Desnivel acumulado negativo: 909 m. Cota máxima: 2039 m. Cota mínima: 1260 m. Tiempo empleado: 9 h 34 min (con calma y paradas para fotos y comer algo).
    • Datos descargados de GPS SUUNTO Ambit 3: Longitud: 26,16 km. Desnivel acumulado positivo: 929 m. Desnivel acumulado negativo: 929 m. Punto más alto: 2029 m. Punto más bajo: 1265 m. Tiempo empleado: 9 h 34 min.
  • MATERIAL: GPS, senderismo, bastones (sin nieve). Raquetas, crampones (con nieve).
  • AGUA: Fuente en El Cardoso de la Sierra. Se cruzan los arroyos Frío, Ravinate, del Corvejón, de Ortigosa, del Sestilón, Peñón, del Cibunal, del Sestilejo, del Ejido, del Espinar, de los Naranjales y Fidel (cuyo caudal variará según la época del año).
  • TIPO DE FIRME: Senderos, campo a través, pista forestal, carretera (apenas 250 m).

ITINERARIO:
M-139 (a 300 m de la entrada del Hayedo de Montejo) – GR-88 – Camino Ermito – Casa de Román – Casa del tío Agustín – Casa de los Gorrinos – Vertiente del Arroyo del Cibunal – Solana Peñón – Vertiente del Arroyo Peñón – Las zetas de la Ladera de la Cruz – Loma del Agua Fría – Canchos del Agua Fría (2031 m) – Collado de Ortigosa (1991) – Collado de Calahorra (o del Santuy, 1859 m) – Alto de la Dehesa, Mata del Riscal (1674 m) – El Cardoso de la Sierra (1275 m) – GR-88 – Cruce de la GU-187 – Hayedo de Montejo.

Descárgate la ruta y accede a más información (mapas, waypoints, altimetrías, fotos) en el siguiente enlace de Wikiloc:
Hayedo de Montejo-Valle del Ermito-Canchos del Agua Fría (2031 m)-Alto de la Dehesa-El Cardoso de la Sierra-Hayedo de Montejo

EL ENTORNO:
Descubre más acerca de la zona en los siguientes enlaces de nuestro blog:
La Sierra de Ayllón
Macizo del Pico del Lobo-Cebollera

EL RÍO Y EL VALLE:
El río Ermito nace en la vertiente meridional de la Cuerda de la Pinilla, a la altura de Los Picachos (2121 m). Discurre en dirección N-S por un espectacular valle labrado entre la vertiente occidental de la cuerda de la Majada de los Carneros-Loma del Agua Fría-Cerro de Calahorra y la vertiente oriental de la Loma Mediana o Cuerda de las Guijas, pequeño cordal que se extiende de norte a sur desde el Reajo del Puerto al Cerro la Tinada (el cual lo separa del Valle del río Jarama, situado más al oeste). Precisamente, es a los pies del Cerro la Tinada, donde el Ermito vierte sus aguas en su vecino Jarama. A lo largo de su cauce, el Ermito recibe el agua de numerosos arroyos y riachuelos que bajan tanto por la ladera este del valle (Cibunal, Peñón, Sestilejo, Sestilón, Ortigosa, del Corvejón y Ravinate) como por la oeste (Escolgadizos, Reajo y de la Corta).

Vista panorámica invernal desde el Camino Nuevo. A la izquierda, el Valle del Jarama y el Hayedo de Montejo; en el centro el Cerro la Tinada; y a la derecha, el Valle del Ermito. Arriba y al fondo, de izquierda a derecha: Cerro de la Casera, Tres Provincias, Cuerda de la Pinilla y Cerrón.
Valle del Ermito en invierno visto desde el Camino Nuevo (imagen de archivo de otra de nuestras rutas).

LA RUTA:
La ruta de hoy remonta el Valle del río Ermito desde el Hayedo de Montejo, para posteriormente ascender hasta la Loma del Agua Fría por las zetas de la Ladera de la Cruz. Tras asomarse a los Canchos del Agua Fría, desciende atravesando los collados de Ortigosa y Calahorra hasta el Alto de la Dehesa y desde allí a El Cardoso, para finalmente retornar al Hayedo de Montejo por el GR-88 y un sendero anexo.

Partimos de la M-139, entre el km 5 y 6, donde dejamos el coche a la derecha según venimos desde el Puerto de El Cardoso, unos 300 m después de pasar la entrada al Hayedo de Montejo y cruzar el río Jarama. Justo al otro lado de la carretera sale una pista por la que comenzamos a subir con suave pendiente. A los 400 m, nos incorporamos al GR-88 y unos 100 m después, cruzamos el Arroyo Frío.

M-139. Al otro lado sale la pista por la que iniciamos y finalizamos la ruta.
Incorporación al GR-88 (que viene por la derecha y sigue de frente).
Arroyo Frío.

A los 1,2 km de ruta, abandonamos el GR-88 para tomar a la derecha el Camino Ermito y unos 400 m después, llegamos a una nueva bifurcación: por la derecha sale el Camino Nuevo (que asciende al Collado de Calahorra) y por la izquierda continúa el Camino Ermito.

GR-88.
Bifurcación. Por la izquierda sigue el GR-88 y por la derecha, el Camino Ermito.
Hayedo de Montejo visto desde el Camino Ermito.
Bifurcación. El Camino Ermito sigue por la izquierda para adentrarse en el Valle del mismo nombre y por la derecha sale el Camino Nuevo.

Tras tomar el ramal de la izquierda, seguimos por el Camino Ermito y, dejando el río a nuestra izquierda, nos adentramos silenciosamente en uno de los valles más hermosos de la Sierra de Ayllón, el Valle del río Ermito.

Camino Ermito.

Rodeando el Cerro la Tinada por el este, el camino desciende ligeramente y se va acercando progresivamente al río hasta llegar casi a su orilla a la altura de la desembocadura del Arroyo Ravinate.

Cruce el Arroyo Ravinate.

Tras cruzar el arroyo, continuamos a la vera del río en ligera ascensión, alternando pequeñas bajadas con subidas, pero siempre con escasa pendiente.

Río Ermito.

Poco a poco fuimos ganando altura en dirección N, pasando por las ruinas de varias antiguas construcciones ganaderas (Casas de Román, del tío Agustin y de los Gorrinos) y atravesando los cauces de varios arroyos que, debido al intenso deshielo motivado por las altas temperaturas diurnas, bajaban con muchísima agua. En la mayoría de ellos, tuvimos que buscar el apoyo en las piedras menos sumergidas para evitar mojarnos.

Casa de Román.
Ruinas en Casa de Román (al lado del Arroyo del Corvejón).
Abajo, al lado del río, la Casa de los Gorrinos.
Cruce de la Vertiente de Ortigosa.
Vertiente de Ortigosa.
Pequeña cascada en la Vertiente de Ortigosa.
De frente, la cabecera del Valle del Ermito. Al fondo, las cumbres nevadas de la Cuerda de la Pinilla.
Arriba a nuestra derecha, el Cerrón.
Cruce del Arroyo del Sestilón.
Cruce de la Vertiente del Arroyo Peñón.

Sobre el km 7,8 de ruta, llegamos a un punto donde sale una pista a la derecha que ignoramos y unos 200 metros más adelante hicimos lo propio con otro desvío a la izquierda hacia el Arroyo del Cibunal y la Majada del Ruín (reconocible desde la pista por tener una empalizada circular de madera).

Abajo, la empalizada de la Majada del Ruín, en las proximidades del Arroyo del Cibunal. De frente, la cabecera norte del Valle del Ermito.

A partir de aquí, el camino, nevado ya por completo, se estrecha un poco y la pendiente se endurece. En el km 8,4 de ruta, alcanzamos la Vertiente del Arroyo del Cibunal, punto donde la pista realiza un giro muy marcado hacia el sureste para salirse del Valle del río Ermito y atravesar la Solana Peñón por la vertiente SO del Alto de la Majada de los Carneros. Al final de la Solana, cruzamos por segunda vez la Vertiente del Arroyo Peñón (esta vez por su parte alta) y unos 400 m después, el Arroyo del Sestilejo.

Giro del camino en la Vertiente del Arroyo del Cibunal.
De frente, las zetas de la Ladera de la Cruz.
Vista atrás de la subida por la Solana Piñón.
Vertente del Arroyo Piñón. Arriba, los riscos de Canchos Buenos.
Cruce del Arroyo del Sestilejo.

Llegamos así a un tramo realmente espectacular de la ruta, en el que ascendimos por las zetas de la Ladera de la Cruz, en la vertiente NO del Cerrón.

Subida por las Zetas de la Ladera de la Cruz.
Vista atrás desde la subida por las zetas de la Ladera de la Cruz. En primer término, la Solana Piñón y la arista SO de la Majada de los Carneros (por delante de la cual está la Vertiente del Arroyo Piñón). Al fondo a la izquierda, Los Picachos. Entre Los Picachos y La Majada de los Carneros está la Vertiente del Arroyo del Cibunal.
Arriba, Canchos Buenos (derecha) y el Alto de la Majada de los Carneros (izquierda).
Al fondo, la cabecera norte del Valle del Ermito, entre el Reajo del Puerto (arriba a la izquierda) y Los Picachos (arriba a la derecha).

A medida que vamos ganando altura, las vistas de Sierra Escalba, Sierra Cebollera, el Valle del Ermito y el Macizo de Pico del Lobo son realmente increíbles.

Vista panorámica oeste hacia Sierra Escalba, Sierra Cebollera y el Cordal de Enmedio (también llamado Cuerda de las Guijas o Loma Mediana y que separa los Valles del Jarama y del Ermito).
Vista panorámica oeste detallada.
Vista panorámica norte hacia el Macizo del Pico del Lobo.
Vista panorámica norte detallada.

A unos 1970 de altitud (km 12,8 de ruta) alcanzamos la Loma del Agua Fría, en la ladera oeste del Cerrón, dejando a nuestra izquierda una senda que se dirige en dirección N hasta enlazar con la Cuerda de la Pinilla a la altura de El Cervunal, pasando previamente por Canchos Buenos y el Alto de la Majada de los Carneros.

Arriba, la ladera oeste del Cerrón.
Vista atrás de la salida de la senda que recorre en dirección N la Loma del Agua Fría hasta la Cuerda de la Pinilla.

Pasada la bifurcación, una larga diagonal de unos 800 m nos condujo hasta una pequeña y helada portilla, detrás de la cual están los Canchos del Agua Fría (2031 m), unos riscos ubicados en la parte más baja de la arista sur del Cerrón y a cuyos pies nace el Arroyo del Corvejón.

Llegando a los Canchos del Agua Fría. Al fondo, la pequeña portilla de acceso.
Vista atrás desde la portilla.
En el centro, el Pico Santuy visto desde los Canchos del Agua Fría.
Los Canchos del Agua Fría. Vista SO hacia Sierra Escalba (en el medio) y la Sierra de Guadarrama (al fondo).

El camino gira en ese punto hacia el NE haciendo una zeta para bajar al Collado de Ortigosa (1991 m), pero nosotros, tras ascender unos metros más, decidimos acortar bajando directamente al collado pegados a los postes de madera de una antigua alambrada.

De frente, la cima del Cerrón.
A la izquierda asoma la cumbre de Cabeza Pinillo y detrás a la derecha, al otro lado del Valle del Berbellido, se ven El Rocín y La Cebosa.
Abajo, el Collado de Ortigosa y detrás, la Loma del Picaño.
Vista atrás del descenso desde los Canchos del Agua Fría al Collado de Ortigosa.
Collado de Ortigosa (1991 m). Al fondo, el Cerrón (izquierda) y Cabeza Pinillo (derecha).

Retomando el camino, continuamos bajando por él en dirección S y dejando a nuestra izquierda la Loma del Picaño y el Valle del Arroyo de las Canalejas, llegamos al Collado de Calahorra (1859 m), al pie del Cerro de Calahorra y el Santuy.

Descendiendo hacia el Collado de Calahorra (abajo en el centro de la imagen, al pie del Santuy).
Vista atrás. Arriba quedan los Canchos del Agua Fría (izquierda) y el Cerrón (al fondo a la derecha).
Valle del Arroyo de las Canalejas. Al fondo, la Loma de la Dehesa y el Santuy (derecha).
Vista panorámica del Valle del Arroyo de las Canalejas, cuya vertiente NE está formada por la Loma del Picaño y la SO por la Loma de la Dehesa y el cordal del Santuy.
Collado de Calahorra (1859 m). De frente, el cordal del Cerro de Calahorra y el Santuy.
Vista panorámica N desde el Collado de Calahorra. A la derecha, la Loma del Picaño y al fondo en el centro, el Cerrón.

Siguiendo por la pista, tras unos 3 km de cómodo descenso por la ladera oeste del Santuy, en los que la nieve nos fue progresivamente abandonando, alcanzamos el Alto de la Dehesa (1674 m), pequeño paso de montaña en la parte más alta de la Loma de la Dehesa y la Mata del Riscal.

Iniciando el descenso hacia el Alto de la Dehesa. De frente, la precima 1879 m (derecha) y el Cerro de Calahorra (izquierda).
Vista atrás desde la aproximación al Alto de la Dehesa. De izquierda a derecha: Santuy, Cerrón y Loma del Picaño.
Abajo, el Alto de la Dehesa (1674 m).

Desde el Alto de la Dehesa salen dos pistas: una en dirección NO que baja hasta el Arroyo de las Canalejas y otra en dirección S, por la que continúa el Camino Ermito hacia El Cardoso. Nosotros seguimos por el Camino Ermito, por el que bajamos hasta el Arroyo del Ejido y El Cardoso de la Sierra. Este descenso es muy bonito, ya que el camino zigzaguea por un precioso robledal en la Dehesa de Santuy, pero se hace duro, al pillarnos con las piernas ya cansadas y tener bastante pendiente y mucha piedra suelta.

Vértice geodésico del Alto de la Dehesa. Por la derecha, atravesando el muro, sigue el Camino Ermito hacia El Cardoso.
De frente, en dirección E, el Entorno de los pueblos abandonados de Ayllón. De izquierda a derecha: Cerro de Corralejo, Cerro de San Cristóbal y Cabeza del Viejo.
En dirección S, los picos del Circo de la Puebla.
Abajo, El Cardoso de la Sierra.
Al fondo, la vertiente E de El Frontón y El Saltadero (arista SO del Santuy).
Robledal, Dehesa de Santuy.

Después de varias bifurcaciones, el camino pasa al lado del Arroyo del Ejido y finalmente desemboca en la GU-187.

Arroyo de El Ejido.

Tras girar a la derecha en la carretera, en unos 200 m llegamos a El Cardoso. Bajamos entonces hasta la plaza del pueblo para reabastecernos de agua en la fuente y callejeando hacia el este, llegamos a la salida del GR-88 (que está justo al lado del bar).

Iglesia de Santiago Apóstol (románico, S. XI) y fuente, El Cardoso de la Sierra.
Salida del GR-88 desde El Cardoso.

El GR-88 nos condujo por la dehesa de la ribera norte del Jarama en suave pendiente ascendente y tras atravesar los arroyos del Espinar y los Naranjales, llegamos de nuevo a la carretera GU-187.

Arroyo del Espinar.
Arroyo de los Naranjales.
GR-88.
Robledal sobre el río Jarama.

Tras recorrer unos metros al lado de la carretera en dirección a Montejo, cruzamos la vía y justo enfrente, tomamos un precioso sendero paralelo por abajo al GR-88 por el que, tras cruzar el Arroyo Fidel, llegamos de vuelta al coche con la última luz del día.

Sendero hacia el Hayedo de Montejo (esta imagen y la siguiente son de archivo, ya que cuando llegamos aquí apenas había luz).
Llegando de vuelta al hayedo.

La dificultad del recorrido viene determinada fundamentalmente por la distancia recorrida (26 km) y el desnivel acumulado positivo de más de 900 m. Técnicamente no plantea ninguna dificultad, salvo el paso de los arroyos, que en época de deshielo puede ser complicado sin mojarse.

Uau, Uau, Uau !!! Sin duda alguna, una de las rutas más increíbles y espectaculares que hemos realizado por la Sierra de Ayllón. Una experiencia única para los sentidos: los colores del valle del Ermito, el sonido del agua del río y los múltiples arroyos de los que se alimenta, la majestuosidad y la luz del nevado Macizo del Pico del Lobo-Cebollera, la amplitud del valle de las Canalejas, el ocre de los robles de la Dehesa de Santuy y el silencioso anochecer en los senderos de la ribera del Jarama. Y todo ello, con la soledad y la paz que sólo pueden ofrecer algunos lugares privilegiados como Ayllón.