De Cabida a Peñalba de la Sierra por caminos tradicionales de la Tierra Media de Ayllón

FUENTE DE INFORMACIÓN: Cartografía del Instituto Geográfico Nacional, visor Iberpix 4.
FOTOGRAFÍA: iPhone 11 Pro.
ZONA: Tierra Media o Entorno de los pueblos abandonados de Ayllón - Sierra de Ayllón central, Sistema Central.
DESDE: Cabida (1350 msnm), provincia de Guadalajara.
CERCA DE: Cabida, Corralejo, Peñalba de la Sierra, Colmenar de la Sierra.
ÉPOCA: noviembre de 2022.
TIPO DE RUTA: circular.
NIVEL DE DIFICULTAD: moderado.
Datos descargados de GPS GARMIN Fénix 7: Longitud: 11,39 km. Desnivel acumulado positivo: 613 m. Desnivel acumulado negativo: 613 m. Cota máxima: 1558 m. Cota mínima: 1254 m. Tiempo empleado: 4 h 08 min (con calma y paradas para fotos y para marcar waypoints). Tiempo en movimiento: 2 h 55 min.
MATERIAL: GPS, senderismo.
AGUA: Fuente en Cabida. Se cruza el Arroyo del Pinar del Segoviano.
TIPO DE FIRME: sendero, campo a través.
SEÑALIZACIÓN: marcas del PR.

ITINERARIO:
Cabida (1350 m) – PR-GU 17 – La Charca de Cabida – La Alberca – Haza de la Era – Alto de Cabeza Antón (1514 m) – Cabeza Antón (1558 m) – Collado (1532 m) – Cerro de Peñalba – (1557 m) – Cerca del Brinco – Pista forestal del Valle del Arroyo de Cañamar – Bajocima del Pico del Águila o Alto de la Cruz (1507 m) – Prado Lugar – Peñalba de la Sierra (1270 m) – PR-GU 17 – Arroyo del Pinar del Segoviano – Loma de Rubial – El Ronda – Umbría de Peña de Carrasquilla – Alto de Cabeza Antón – Peñalba de la Sierra.

Descárgate la ruta y accede a más información (mapas, waypoints, altimetrías, fotos) en el siguiente enlace de Wikiloc:
Circular entre Cabida y Peñalba de la Sierra (Caminos tradicionales de la Tierra Media de Ayllón)

EL ENTORNO:
Descubre más acerca de la zona en los siguientes enlaces de nuestro blog:
La Sierra de Ayllón
La Tierra Media o Entorno de los pueblos abandonados de Ayllón
Cabida

Peñalba de la Sierra

LA RUTA:
La ruta de hoy es una circular entre Cabida y Peñalba de la Sierra.

Partimos de Cabida (1350 m), pequeña aldea de la Tierra Media de Ayllón ubicada al pie del cerro que lleva su nombre, Cabeza de Cabida. Dejamos el coche en la plaza, donde está la Iglesia de San Miguel Arcángel y el Centro Cultural, y en cuyo extremo N hay una fuente del año 1949. El templo, de estilo románico, data del S.XVIII, aunque ha sido rehabilitado posteriormente. Su campana original fue destruida durante la Guerra Civil Española (1936-39).

Arrancamos por una estrecha callejuela en subida que sale frente a la iglesia. A la izquierda dejamos la que parece ser la única casa habitada del pueblo en el momento actual, cuyo dueño alberga una curiosa colección de bonsáis en el patio. Arriba nos topamos de frente con un muro, en el que encontramos señales divergentes del PR-GU 17, hacia Peñalba y hacia Bocígano. Podríamos ir por cualquiera de los dos lados, pero nosotros giramos a la izquierda.

Pasado un zarzo, el PR se bifurca en dos ramales. Ambos conducen a Bocígano, uno por el Corral de la Mesta (el que sigue de frente) y otro por la Era del Lizal (el que sale hacia arriba paralelo al tendido eléctrico).

Ignoramos ambos y tomamos un tercer sendero que sale hacia la derecha y que discurre bajo la ladera de Los Linares hacia la parte alta del pueblo. Allí encontramos la Charca y la Alberca de Cabida. La primera es artificial y ha sido creada para la recuperación de algunas especies de anfibios, mientras que la segunda se utiliza para el riego.

Desde allí afrontamos una corta (800 m) pero exigente subida por Haza de la Era hasta el Alto de Cabeza Antón (1514 m).

El PR-GU 17 sigue por la derecha de la carretera hacia Peñalba y será por donde luego haremos la vuelta. Ahora cruzamos la carretera (GU-187) y seguimos por un sendero que sale de frente para completar la ascensión a Cabeza Antón (1558 m), el cerro más meridional del Cordel de las Peñuelas. La cima está coronara por varias antenas y es un excelente mirador del Valle del Berbellido y del vecino pueblo de Bocígano.

Continuando por una senda más o menos definida que recorre la cuerda y pasando por un collado intermedio (1532 m), llegamos al Cerro de Peñalba (1557 m), una pequeña cumbre rocosa desde el que podemos admirar frente a nosotros la imponente Loma del Picaño.

Al pie del mismo, en la Cerca del Brinco, desembocamos en la pista forestal que rodea el Valle de Peñalba o del Arroyo de Cañamar y continuamos por ella hacia la izquierda.

Tras unos 2 km prácticamente llanos por el pinar, en los que pasamos sobre el Arroyo del Pinar del Segoviano, nos desviamos a la derecha por un sendero que, dejando a la izquierda unas colmenas, nos condujo a la bajocima del Pico del Águila (1507 m). No hay que confundir este risco con el Cerro Águila (1650 m), de mucha más relevancia y que se alza al N de Peñalba. Hace unos años, Luis, uno de los «4 solteros de Peñalba«, nos dijo que ellos conocían a este risco por el «Alto de la Cruz«.

A partir de ahí no hay camino como tal y hay que enlazar varias trochas por la ladera de Prado Lugar y El Rodeo para bajar hasta Peñalba de la Sierra (1270 m).

El pueblo nos recibió desierto pero con signos inequívocos de vida y envuelto en un delicioso silencio reflejo de la infinita paz que en él se respira. En el centro del mismo está la Iglesia Parroquial de San Pedro y muy cerca de ella, la estatuilla de San Tragazán, patrón de La Hiruela.

En el extremo S de la aldea, al final de la Calle del Revisco, nos reencontramos con el PR-GU 17 hacia Cabida, que arranca cruzando un zarzo y bajando hasta el Arroyo del Pinar del Segoviano. No hay puente y no queda otra que vadearlo aprovechando las piedras. Supongo que en épocas de gran caudal puede ser más complicado, pero a nosotros nos resultó fácil.

Al otro lado, comenzamos a subir por la Loma de Rubial, desde la que se tiene una preciosa vista atrás de Peñalba.

Pasada la zona de El Ronda, el sendero se adentra en el pinar de la Umbría del Peña de Carrasquilla y tras cruzar una pista forestal, termina de nuevo en el Alto de Cabeza Antón.

Allí enlazamos con el camino de la ida, por el que regresamos a Cabida con una pequeña variante final para acceder al pueblo por el N.

Desde el punto de vista técnico, el recorrido carece de dificultad salvo el mencionado vado del arroyo, que salvo que lleve un gran caudal, no debe ser un problema.

En resumen, un tranquilo y solitario paseo entre dos de los pueblos más recónditos de la Sierra de Ayllón, en el que disfrutaremos del enorme encanto de la Tierra Media y de magníficas vistas de ambos pueblos, del vecino Bocígano y de los preciosos Valles del Berbellido y de las Canalejas.