Alto de las Mesas (Sierra de Ayllón, 2257 m)

El Alto de las Mesas es una espectacular cresta multiplico perteneciente al Macizo del Pico del Lobo-Cebollera, en la Sierra de Ayllón. Está ubicada en la Cuerda de la Pinilla, al oeste del Pico del Lobo y es una de mis montañas favoritas.

20150114_134337 (1)
Alto de las Mesas.
20150114_140432
Pico del Lobo (izquierda) y Alto de las Mesas (derecha).

Su ladera sur se asoma al valle formado por la Cuerda de las Mesas, el Alto de la Majada de los Carneros y el Pico Cerrón, mientras que su vertical vertiente norte es el límite meridional del llamado Circo glaciar de la Buitrera.

IMG_3062
Vertiente sur del Alto de las Mesas desde el Collado de Canchos Buenos.
Versión 2 – Versión 4
Vista panorámica detallada de la Cuerda de la Pinilla (vertiente sur) desde Canchos Buenos.
20150114_134523 (1)
Vertiente norte del Alto de las Mesas.

Su cima más alta (2257 m) es la que queda más próxima al Pico del Lobo, del que la separa un collado, el Portillo del Lobo (2229 m). Al oeste de la cima principal está el llamado Cuchillar del Cervunal, que desconozco por qué se le llama así, dado que tiene mucho de cuchillar pero nada de “Cervunal”. El “cervunal” es una pasto de alta montaña, que os aseguro difícilmente encontraréis en este risco cortado a pico y el “Cervunal” con mayúscula es un pico (2195 m) que está en la misma Cuerda de la Pinilla pero algo más al oeste. También he visto que hay quien se refiere a él por el “Cresterío de El Mirador”. Al oeste de este cuchillar está la cima secundaria 2226 m, en la que termina la arista noroeste de las Mesas.

Versión 3
Detalle de la vertiente sur del Alto de las Mesas.
20150114_134333 (1)
Detalle de la vertiente norte del Alto de las Mesas.

Entre el Cuchillar del Cervunal y la cima 2257 está uno de los lugares más espectaculares de la Sierra de Ayllón, la Portilla de las Mesas (2208 m), también llamada por algunos el “Collado o Portilla de la Buitrera”. Este pequeño paso de montaña es el final del Canal central de Alto de las Mesas, que asciende hasta ella desde la zona del Gran Plató de la Estación de la Pinilla. Llegar en un día claro a esta ventana después de la agotadora subida entre las dos paredes de roca del canal y asomarse al increíble paisaje del valle del Cerrón y la Cuerda de las Mesas es imaginarse el cielo con los ojos cerrados.