Ruta da Fonte dos Namorados (Ancares gallegos)

FUENTE DE INFORMACIÓN: Cartografía del Instituto Geográfico Nacional, visor Iberpix 4.
FOTOGRAFÍA: iPhone 11 Pro.
ZONA: Sierra de los Ancares, provincia de Lugo, Galicia.
DESDE: Carretera de Doiras a Piornedo (LU-P-1401), km 13,900, unos 2,5 km pasado A Degrada y A Campa da Braña.
CERCA DE: A Campa da Braña, A Degrada, Piornedo.
ÉPOCA: agosto de 2022.
TIPO DE RUTA: lineal, ida y vuelta.
NIVEL DE DIFICULTAD: bajo.
Datos descargados de GPS GARMIN Fénix 7: Longitud: 3 km. Desnivel acumulado positivo: 219 m. Desnivel acumulado negativo: 219 m. Cota máxima: 1317 m. Cota mínima: 1123 m. Tiempo empleado: 1 h 29 min (con paradas para sacar fotos y marcar waypoints). Tiempo en movimiento: 57 min.
MATERIAL: GPS, senderismo.
AGUA: Rego do Nobreñal, Fonte dos Namorados.
TIPO DE FIRME: sendero.
SEÑALIZACIÓN: solo en el punto de salida.

ITINERARIO:
Carretera LU-P-1401, km 13,900 – Petroglifos – Campa de Barreiro (1242 m) – Campa 2 (1286 m) – Fonte dos Namorados (1310 m), y vuelta por el mismo camino.

Descárgate la ruta y accede a más información (mapas, waypoints, altimetrías, fotos) en el siguiente enlace de Wikiloc:
Ruta da Fonte dos Namorados (Ancares gallegos)

EL ENTORNO:
Descubre más acerca de la Sierra de los Ancares en el siguiente enlace de nuestro blog:
Los Ancares

LA RUTA:
La ruta de hoy es la llamada «Ruta da Fonte dos Namorados» («Fuente de los Enamorados» en español).

Partimos de la carretera que une Doiras con Piornedo (LU-P-1401). Unos 2,5 km después de A Degrada y A Campa da Braña (km 13,900), en una curva pronunciada curva a izquierdas, vemos los letreros indicativos de la ruta a mano derecha. El recorrido arranca al lado de los mismos, aunque nosotros aparcamos un poco más adelante, en la propia curva, y comenzamos de forma menos ortodoxa atrochando unos metros por el margen del Rego do Nobreñal.

La información aportada en los paneles es inexacta y deficiente. Los petroglifos los sitúan a 1150 m de altitud, y en realidad están a 1230 m (al menos el letrero que los señala). La descripción de la ruta habla de dos campas, pero el track dibujado termina en la primera de ellas, en la de Barreiro. Y por último, es la ruta hacia una fuente y no se adjunta ninguna foto de la misma, con lo que no sabemos qué buscar.

Tras un corto tramo inicial bajo una espesa arboleda, la senda, angosta y un tanto cerrada de brezo en algunos tramos, asciende suavemente por la ladera O del Monte do Nobreñal.

Después de un par de acusados giros, pasa junto a unos petroglifos casi ocultos por la vegetación. Fueron localizados en el año 2013 y se tratan de los primeros grabados prehistóricos documentados en la comarca.

Un poco más adelante encontramos una bifurcación, en la que tomamos el ramal de la derecha para enseguida acceder a la Campa de Barreiro (1242 m), un buen mirador de la Serra do Agulleiro.

Al fondo de la misma, entre grandiosos ejemplares de acebo, retomamos el sendero, que a partir de aquí se adentra de nuevo en el bosque. Tras unos 300 m, en los que ignoramos dos ramales que salen hacia la derecha, llegamos a una segunda campa en subida al pie de los Montes do Nobreñal y dos Gabais. Desde ella se tiene una espectacular panorámica de la Serra da Fiosa.

En su parte alta, justo antes de la densa arboleda que tapiza la cumbre del Nobreñal, encontramos la Fonte dos Namorados (1310 m), un pequeño manantial que brota entre unas piedras. Por encima de ella nacen dos senderos, uno hacia la derecha que conduce al curso alto del Rego do Nobreñal, y otro hacia la izquierda que sube a la Golada de Boixecido. Nos asomamos a ambos por si veíamos una fuente más «al uso», pero no encontramos nada.

La vuelta la hicimos por el mismo camino de la ida.

Desde el punto de vista técnico, el recorrido carece de dificultad. El único escollo puede ser el estado del sendero, que si no se cuida terminará por cerrarse.

En resumen, un paseo corto y fácil, con el que disfrutaremos del encanto de los bosques y senderos de Ancares, así como de unas buenas vistas de las Serras da Fiosa y do Agulleiro. La fuente en sí no merece mucho la pena.