Pico La Cebosa y Loma del Rocín desde el Cerro de Peñalba

  • FUENTE DE INFORMACIÓN: Cartografía del Instituto Geográfico Nacional, visor Iberpix 4.
  • FOTOGRAFÍA: iPhone 6s.
  • ZONA: Macizo del Pico del Lobo-Cebollera, Valles del río Berbellido y del Arroyo de Cañamar – Sierra de Ayllón, Sistema Central.
  • DESDE: la ladera este del Cerro de Peñalba, al inicio de la pista forestal que se origina en la GU-187, unos 500 m después de pasar Cabeza Antón en dirección a Peñalba de la Sierra.
  • CERCA DE: Peñalba de la Sierra y Bocígano (provincia de Guadalajara).
  • ÉPOCA: agosto de 2019. Tiempo: soleado, Tª: 25-31 ºC.
  • TIPO DE RUTA: circular.
  • DATOS TÉCNICOS:
    • Nivel de dificultad: moderado.
    • Datos descargados de GPS SUUNTO Ambit 3: Longitud: 15,36 km. Desnivel acumulado positivo: 667 m. Desnivel acumulado negativo: 667 m. Punto más alto: 2050 m. Punto más bajo: 1484 m. Tiempo empleado: 7 h 32 min (con calma y paradas para sacar fotos y marcar waypoints).
  • MATERIAL: GPS, senderismo (sin nieve). Raquetas, crampones, piolets (nieve, hielo).
  • AGUA: no hay fuentes. Se cruza el Arroyo de Cañamar y otro pequeño riachuelo (marcados con waypoint).

ITINERARIO:
Ladera este del Cerro de Peñalba (pista forestal, a 300 m de la GU-187) – Collado 1521 m, Cordel de las Peñuelas – Collado 1588 m – Morra del Segoviano (1752 m) – Collado de la Fuente (1739 m) – Collado Cimero (1754 m) – Cerro “sin nombre” 1918 m – Pico La Cebosa (2048 m) – Cerro del Rocín (2042 m) – Cima 2002 m, Loma del Rocín – Los Colladillos – pista forestal del Valle del Arroyo de Cañamar – Cruce del Arroyo de Cañamar – Ladera este del Cerro de Peñalba.

Descárgate la ruta y accede a más información (mapas, waypoints, altimetrías, fotos) en el siguiente enlace de Wikiloc:
Pico La Cebosa y Loma del Rocín desde el Cerro de Peñalba

EL ENTORNO:
Descubre más acerca de la zona en los siguientes enlaces de nuestro blog:
La Sierra de Ayllón
Macizo del Pico del Lobo-Cebollera

LAS MONTAÑAS:
El Pico de La Cebosa es una preciosa montaña perteneciente al Macizo del Pico del Lobo-Cebollera. Está ubicada en el Cordel de las Peñuelas, al SE del Pico del Lobo, siendo parte de la vertiente oriental del Valle del río Berbellido.

Su exagerado perfil triangular me recuerda bastante a un queso de “tetilla”. Este queso gallego de vaca con denominación de origen es típico de 3 pueblos de la parte este de la provincia de La Coruña (Arzúa, Melide y Curtis) y debe su peculiar forma al embudo en el que se cuaja la leche al inicio del proceso de elaboración. Su parecido con La Cebosa es asombroso.
Curiosidades aparte, La Cebosa es uno de los mejores balcones para asomarse al valle más hermoso de Ayllón, el Valle del río Berbellido.

La Loma del Rocín es un pequeño cordal secundario del Cordel de las Peñuelas que se extiende en dirección NE desde el Pico de La Cebosa hasta la Loma de los Colladillos. Su cumbre más alta es el Cerro del Rocín (2042 m), ubicado en el extremo occidental de la cuerda. Desde éste hasta Los Colladillos, el cordal pierde progresivamente altura. Su parte más oriental es muy escarpada y está formada por una sucesión de riscos de gran belleza que se alzan entre el Valle del río de las Veguillas (al norte) y el Valle del Arroyo de Cañamar (al sur).

EL RÍO:
El Arroyo de Cañamar es un pequeño río que se origina de pequeños riachuelos que nacen en la ladera sureste de la Loma del Rocín y en la ladera sur de la Loma de los Colladillos. Tras atravesar Peñalba de la Sierra, discurre por un espectacular cañón antes de desembocar en el río Jaramilla.

LA RUTA:
La ruta de hoy, circular, parte del Cerro de Peñalba, asciende a La Cebosa y a su vecino Cerro del Rocín por el Cordel de las Peñuelas, regresando por la Loma del Rocín y el Valle del Arroyo de Cañamar.

Nos dirigimos en coche hacia Peñalba de la Sierra por la GU-187. Tras pasar por el Alto de Cabeza Antón, iniciamos el descenso hacia el pueblo y a los 500 m, nos desviamos a la izquierda por una pista forestal. Aparcamos el coche en un lateral, a unos 300 m de la carretera, e iniciamos la ruta continuando de frente por la pista.

A unos 700 m, abandonamos la pista desviándonos a la izquierda por un camino, por el que en apenas 100 m de subida alcanzamos el Cordel de las Peñuelas a la altura del pequeño collado ubicado al NO del Cerro de Peñalba (1521 m). En dirección NO divisamos nuestra primera cumbre del día, la Morra del Segoviano.

La subida, de unos 2 km, es suave hasta llegar al collado intermedio (1588 m) y un poco más dura a partir de él.

La cima de la Morra del Segoviano (1752 m) está provista de un vértice geodésico y desde ella se tiene una muy buena vista del Entorno de los pueblos abandonados de Ayllón, la Cresta del Dragón y el Valle del Berbellido.

Siguiendo por la cuerda, en un suave y agradable sube y baja pasamos sucesivamente por el Collado de la Fuente (1739 m) y el Collado Cimero (1754 m).

A partir de aquí, afrontamos la ascensión más dura de la ruta, que nos condujo al cerro antesala de La Cebosa, un “sin nombre” a más de 1900 m de altitud (1918 m).

Pasado el cerro, la pendiente se suaviza y la senda, bien indicada por hitos, rodea por su cara E La Cebosa en dirección al Cerro del Rocín. Nada más alcanzar la cuerda de la Loma del Rocín, giramos bruscamente a la izquierda en dirección S para llegar a la cima del Pico de La Cebosa (2048 m), la cual está rematada por un vértice geodésico y a escasos metros de éste, por un gran hito de piedras.

Ni que decir tiene que esta montaña, por su privilegiada posición, es uno de los mejores miradores de la Sierra de Ayllón. Para mí, el mejor balcón desde el que contemplar el profundo, inaccesible y tremendamente hermoso Valle del río Berbellido, hacia el que se precipita su cara oeste en vertiginosa pendiente.

Tras recrearnos con la vista y descansar un poco, volvimos sobre nuestros pasos para seguir por la cuerda hacia la Loma del Rocín. A nuestra izquierda, 2 grandes promontorios rocosos que bordeamos por el este sin subirlos, antes de alcanzar, sin mayor dificultad, la cima del Cerro del Rocín (2042 m).

Desde este cerro, punto más alto de la loma del mismo nombre y coronado por un gran hito, se tiene una fenomenal perspectiva del Macizo del Pico del Lobo, Ayllón nororiental y el Valle del Arroyo de Cañamar. En frente, en dirección O, el Cerro de la Cebosa (2036 m), por el que sigue el Cordel de las Peñuelas y que no hay que confundir con el “Pico de La Cebosa”. Hace falta poca imaginación para llamarle igual a dos montañas vecinas 😜 !!!

El descenso lo hicimos por la Loma del Rocín. La primera parte es fácil y cómoda.

Sin embargo, los últimos 400 m son un rocoso cresterío que se puede sortear cayéndose ligeramente hacia cualquiera de las dos vertientes. Nosotros lo hicimos por la vertiente norte, guiados por hitos aislados. La caída hacia el Vallejo del Arroyo del Rocín (afluente del río de las Veguillas) es espectacular. En el camino, hermosas rocas de formas caprichosas entre las que se disfruta de bonitas vistas de ambos valles.

El paso por una estrecha brecha en la roca puso fin al recorrido por la cresta y nos sacó a campo abierto en la zona de Los Colladillos. Ya de forma más cómoda, seguimos descendiendo en dirección S hasta llegar a una valla de alambre. Tras recorrer unos 200 m paralelos a la misma hacia el E, encontramos una apertura por la que atravesarla y decidimos bajar directamente campo a través hasta la pista que veíamos abajo en dirección S. Los primeros metros por terreno despejado son fáciles, pero en la parte final, el espeso matorral complica un poco las cosas y hay que ir buscando huecos para sortearlo. La pista en la que desembocamos es en realidad la misma por la que iniciamos la ruta, que recorre el Valle del Cañamar desde la ladera este del Cerro de Peñalba hasta el collado al oeste del Cerro del Águila. Una alternativa más cómoda, pero un poco más larga, es continuar bajando por la Loma de los Colladillos hasta llegar a una pista, a unos 1600 m de altitud, por la que girando a la derecha terminaremos desembocando en nuestra pista un poco más hacia el E.

Una vez en la pista, giramos por ella a la derecha y tras unos 6 km de agradable paseo, llegamos de vuelta al coche. En el trayecto disfrutamos de una estupenda vista del valle y atravesamos el Arroyo de Cañamar unos metros por debajo de su nacimiento en la Pradera de Cañamar.

Desde el punto de vista técnico, la única parte que presenta algo de complejidad es el mencionado paso por la cresta oriental de la Loma del Rocín, pero siguiendo los hitos y con un mínimo cuidado, no hay mayor problema. La dureza de la ruta viene determinada por el desnivel acumulado positivo de casi 700 m, que se concentra en las subidas a la Morra del Segoviano y La Cebosa.

En resumen, una bonita ruta que asciende a dos picos de más de 2000 m del Macizo del Pico del Lobo, La Cebosa y el Cerro del Rocín, hermosas atalayas que se alzan entre los espectaculares valles del río Berbellido y del Arroyo de Cañamar. En el camino, dos magníficos cordales: el de las Peñuelas (al subir) y la Loma del Rocín (al bajar). El extremo oriental de esta última es una escarpada cresta con estupendas vistas y pintorescas rocas.