Cerro Santotis y Casas de Fraile desde Semillas (Sierra Gorda, Ayllón suroriental)

  • FUENTE DE INFORMACIÓN: Cartografía del Instituto Geográfico Nacional, visor Iberpix 4.
  • FOTOGRAFÍA: iPhone 6s.
  • ZONA: Circo del Santotis, Sierra Gorda – extremo sureste de la Sierra del Ocejón y de la Sierra de Ayllón, Sierra Norte de Guadalajara – Sistema Central. Provincia de Guadalajara.
  • DESDE: Semillas (1194 m), provincia de Guadalajara.
  • CERCA DE: La Nava de Jadraque, Arroyo de las Fraguas, Las Navas de Jadraque, Zarzuela de Jadraque, San Andrés del Congosto, Veguillas, Monasterio, Cogolludo.
  • ÉPOCA DE REALIZACIÓN: enero de 2019. Tiempo: despejado, Tª: 12-15 ºC. ÉPOCA RECOMENDADA: cualquiera.
  • TIPO DE RUTA: circular.
  • DATOS TÉCNICOS:
    • Nivel de dificultad: bajo.
    • Datos descargados de GPS GARMIN: Longitud: 11,65 km. Desnivel acumulado positivo: 398 m. Desnivel acumulado negativo: 398 m. Cota máxima: 1564 m. Cota mínima: 1166 m. Tiempo empleado: 3 h 56 min.
    • Datos descargados de GPS SUUNTO Ambit 3: Longitud: 11,52 km. Desnivel acumulado positivo: 466 m. Desnivel acumulado negativo: 466 m. Punto más alto: 1565 m. Punto más bajo: 1176 m. Tiempo empleado: 3 h 57 min.
  • MATERIAL: GPS, senderismo (sin nieve).
  • AGUA: Se cruzan los arroyos de los Barrancos de Casa Fraile y Majada Sancho.
  • TIPO DE FIRME: pista forestal, sendero.
  • SEÑALIZACIÓN: no.

ITINERARIO:
Semillas (1194 m) – Camino del Cavero – Collado del Azuquejo (1237 m) – Cerro Santotis (1560 m) – Collado del Azoquejo (1237 m) – Vereda hacia Casas de Fraile – Alto Collado, nacimiento del Arroyo de Majada Sancho – Casas de Fraile – Cruce del Barranco de Casa Fraile – Semillas.

Descárgate la ruta y accede a más información (mapas, waypoints, altimetrías, fotos) en el siguiente enlace de Wikiloc:

Cerro Santotis y Casas de Fraile desde Semillas (Sierra Gorda, Ayllón suroriental)

EL ENTORNO:
Descubre más acerca de la zona en los siguientes enlaces de nuestro blog:
La Sierra de Ayllón
La Sierra del Ocejón

LA MONTAÑA:
El Cerro Santotis es el pico más alto de la Sierra Gorda, estribación más suroriental de la Sierra de Ayllón antes de morir en la llanura guadalajareña. Esta pequeña sierra está ubicada al noroeste de la provincia de Guadalajara, entre los ríos Sorbe y Bornoba, al oeste del Embalse de Alcorlo. Aunque siendo puristas puede quedar fuera de la más grande Sierra del Ocejón (cuyo límite oriental está constituido por el río Sorbe), lo cierto es que yo la he incluido en nuestras rutas por esta parte de Ayllón, dado que en realidad es un apéndice o prolongación de la misma hacia el sureste. De hecho, el Santotis es un excelente mirador de la oculta cara este del Ocejón.
“Santotis” es un sobrenombre de San Tirso, martirizado, según la tradición cristiana, en el año 251. El cerro toma el nombre del despoblado ubicado en su vertiente sur a 1255 m de altitud. Al parecer, a esta montaña se la conocía antiguamente como la “Casita del Santo”, por una antigua ermita dedicada a San Tirso ubicada en ella. Cuenta la leyenda que un rey de la zona tenía tres hijos muy mal avenidos entre ellos. Para evitar que se hiciesen daño unos a otros, decidió desterralos. Envió uno al Alto Rey, otro al Ocejón y el tercero a la Casita del Santo. De esta forma, desde sus respectivas ubicaciones, los tres hermanos podían verse pero no tocarse.
El Cerro Santotis forma parte de un pequeño circo o alineación montañosa en forma de herradura que se alza al suroeste del perdido pueblo de Semillas. El circo esta formado por tres cerros, de este a oeste: Cerro de la Cabeza (1514 m), un “sin nombre” de 1531 m y el mencionado Cerro Santotis (1560 m). La vertiente septentrional del cordal es una abrupta y vertical pared de roca que se cierra sobre Semillas. En el fondo de la misma nace el Arroyo de la Chorrera, que se escapa por el barranco del mismo nombre hasta desembocar en el Barranco de Majada Sancho al SE de Semillas.

EL PUEBLO:
Semillas es un pueblo de la Sierra Norte de Guadalajara ubicado entre los ríos Sorbe y Bornoba. Actualmente cuenta con unos 44 habitantes. El casco urbano está construido alrededor de una espléndida fresneda. Las casas típicas, algunas todavía bien conservadas, son de sillarejo (una mezcla de pizarra, gorrones, arenisca, conglomerado y caliza) con techo de pizarra. En sus proximidades hay dos pueblos abandonados, Las Cabezadas y Robredarcas. Llama la atención que en el pueblo no hay abrevaderos ni corrales. La razón, es que en el pasado cada vecino tenía su propio corral o “casilla” a 1 km del pueblo, en el lugar llamado “Casas de Fraile“, en el barranco del mismo nombre. Allí se llegaron a construir más de 30 tenadas con los mismos materiales de las casas del pueblo.
El pueblo perteneció antiguamente al Común de Atienza, para en 1456 pasar al señorío del arzobispo Alfonso Carrillo. Tras un trueque con el cardenal Pedro González, pasó a manos de del Ducado del Infantado, título nobiliario otorgado por los Reyes Católicos a Diego Hurtado de Mendoza y de la Vega a finales del S. XV. En la Casa del Infantado permaneció hasta el S. XIX. Por entonces, gran parte de la economía de la zona pasaba por la explotación de yacimientos de plomo y oro. A finales de este siglo, se registraron en la zona más de 50 minas de oro (Santa Teresa, Isabeteta, Nuevo Brasil, Santa Alejandra, San Luis, Jaffo, Mina Hueca…), las cuales generaron trabajo y hasta coplas: “Mina de las Maravillas, aunque tengas buen filón, no ganas a la Polaca, ni al Corbejón”. También se trabajaba la gayuba, una planta de la que se extraía un aceite medicinal para las enfermedades renales. A mediados del S. XX (1959), una reforma administrativa liderada por el gobernador civil Pardo Gayoso pretendió unir a Semillas con sus vecinos Robredarcas y Las Cabezadas, decidiendo denominar al conjunto urbanístico “Secarro”. Los habitantes de Semillas se negaron y en 1975 consiguieron que se volviera a reconocer al pueblo por su verdadero nombre.

Bibliografía: Descubre Semillas y la Sierra Norte de Guadalajara. El Blog de la Vereda.

LA RUTA:
La ruta de hoy asciende al Cerro Santotis desde Semillas por su lado fácil (cuerda NE), visitando las ruinas de Casas de Fraile en el camino de regreso.

Dejamos el coche a la entrada de Semillas. Enseguida nos vino a saludar un bonito y juguetón perro, al que debimos caerle bien porque nos acompañó durante toda la ruta. A mano derecha, según se llega al pueblo, cogimos una pista denominada Camino del Cavero.

Al fondo, el Collado del Azoquejo visto desde el Camino del Cavero.
El Circo del Cerro Santotis visto desde el Camino del Cavero.

En apenas 2,6 km de cómodo paseo nos plantamos en el Collado del Azoquejo (1237 m). Este paso de montaña es una encrucijada en la que confluyen múltiples caminos.

Llegando al collado.
Collado del Azoquejo (1237 m).

Tomamos la segunda pista a la izquierda y tras continuar por ella aproximadamente 1 km sin apenas desnivel, nos desviamos a la derecha por una senda en dirección la Santotis.

Abajo, el Barranco del Fraile y el pueblo abandonado de Casas de Fraile. Al fondo, el pueblo de Semillas.
Cerro Mermequero y Cerro Covacho sobre Casas de Fraile.
Tomando el desvío hacia el Santotis.

Comenzamos entonces la ascensión al Cerro Santotis por la cuerda NE. La subida, de unos 2,2 km al 12% de pendiente media (268 m de desnivel), es técnicamente sencilla y tiene alguna zona de descanso. A medida que vamos subiendo, el espectacular verde de la gayuba se va apoderando de las laderas. A la derecha, podemos admirar el vecino Ocejón (dirección NO) y de frente, el cordal de la Tornera y Las Centeneras (dirección SO).

De frente, el Circo del Santotis (vertiente septentrional).
Abajo, el pueblo de Semillas.
En dirección E, el Embalse de Alcorlo.
Al fondo, el cordal de la Tornera-Los Cellos-Las Centeneras.
En el centro, el Pico Ocejón.

Al llegar a la cima del Santotis (1560 m), coronada por un vértice geodésico entre múltiples fragmentos de pizarra, se nos abrió una espectacular vista del circo del que forma parte, así como de la Sierra Gorda, la Sierra del Ocejón, el cordal de la Tornera y Las Centeneras, e incluso las torres de Madrid en la lejanía.

Pico Ocejón.
Al fondo, el cordal de la Tornera y Las Centeneras.
Vista panorámica del Circo del Santotis.
Vista NE hacia el pueblo de Semillas.

El descenso lo hicimos por el mismo camino de la ida hasta el Collado del Azoquejo.

Abajo en el centro, el Collado del Azoquejo.
Llegando a la pista forestal, que tomamos a la izquierda hacia el Collado del Azoquejo.
Llegando de vuelta al Collado del Azoquejo.

Una vez en el collado, nos desviamos a la derecha para enseguida encontrar la estrecha vereda que conduce a Casas de Fraile por la vertiente norte del Barranco de Majada Sancho.

Collado del Azoquejo. Desvío hacia el Barranco de Majada Sancho.
Vereda hacia Casas de Fraile.

A los pocos metros, cruzamos las estrenadas aguas del Arroyo de Majada Sancho en la zona de Alto Collado.

Nacimiento del Arroyo de Majada Sancho en Alto Collado.

Dejando el barranco abajo a nuestra derecha, en apenas 1,3 km de fácil paseo entre jaras, llegamos a la altura de Casas de Fraile.

Dejando atrás el Collado del Azoquejo.
Abajo, el Barranco de Majada Sancho.

Poco antes de cruzar el Barranco de Casa Fraile, nos desviamos a la derecha por un pequeño sendero oculto entre la vegetación por el que descendimos a las ruinas de Casas de Fraile.

A la derecha sale el sendero de bajada a Casas de Fraile.
Tenadas en ruinas en Casas de Fraile.
Al fondo, el Collado del Azoquejo visto desde Casas de Fraile.

Deshaciendo lo andado, regresamos al camino y continuamos en dirección a Semillas. Justo antes de cruzar el Barranco de Casa Fraile, contemplamos a nuestra derecha unas bonitas fincas valladas.

Desde allí, una pequeña subida final y en apenas 600 m entramos de vuelta en Semillas.

Llegando de vuelta a Semillas (al fondo).

En resumen, ruta fácil que nos permite hacer cima en una montaña de modesta altitud, pero con unas vistas y un perfil propias de una gran cumbre. A diferencia de la ascensión por la cuerda SE y el Cerro de La Cabeza (que se puede ver en otra ruta del blog), no plantea ninguna dificultad técnica. La vuelta por la vereda que une Alto Collado con Casas de Fraile merece la pena, ya que es más bonita que por el Camino del Cavero, ofrece una buena perspectiva de la parte alta del Barranco de Majada Sancho y nos permite visitar las curiosas tenadas en ruinas de Casas de Fraile.