Valle del río Moros

El Valle del río Moros, también conocido como “Garganta de El Espinar”, está ubicado en el suroeste de la Sierra de Guadarrama, dentro del municipio de El Espinar (Segovia).

En la Edad Media fue conocido como “Garganta de Ruy Velásquez” y era un territorio propicio para la caza de osos (en las zonas altas y escabrosas) y jabalíes (en las zonas bajas). De hecho, abundaban por el valle las “Ventas”, que debían servir como lugares de concentración y recogida durante las batidas de caza. Una de ellas, la Venta del Cornejo, es citada en el Libro de Buen Amor de Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita.
“Tras una corta estancia en Segovia, Juan Ruiz decide regresar a su casa pasando la sierra por el puerto de la Fuenfría; pero nos dice que, por desconocer el camino, se perdió, y fue a dar al pinar de Riofrío, donde tuvo lugar el lance con la segunda de las serranas. Siguiendo por Ferreros, llegó a la venta del Cornejo, lugar del encuentro con la serrana lerda, pasando finalmente la cordillera por el puerto de Tablada para, en su descenso, sufrir el asedio de Alda, la más fea de las mujeres que encontró en su paso…”
Ver enlace: Las dos rutas segovianas del Libro de buen amor (Centro Virtual Cervantes).

El Valle está recorrido por el río Moros y tiene una longitud de 9 km y una superficie de 28 km2. El río Moros, afluente del Eresma, nace en la ladera suroeste del Montón de Trigo (2161 m), en la zona llamada “La Garganta de los Ojos del río Moros”, a casi 2000 m de altitud. Desde allí, desciende por el valle en dirección SO, recibiendo agua de numerosos arroyos que caen por las laderas. En la zona central del valle, sus aguas se remansan en los Embalses del Espinar (o Vado de las Cabras) y del Tejo (o Las Tabladillas).

La orientación del valle es de NE a SO y está encajado entre dos grandes cordales de picos que rondan los 2000 m de altitud. Por el norte, la cuerda de La Mujer Muerta (Montón de Trigo, Peña el Oso, La Pinareja y Pasapán) y su prolongación occidental, la Sierra del Quintanar; y por el sur, el cordal que va desde el Cerro Minguete al Alto del León pasando por Peña el Águila y La Peñota, el cuál sirve de separación entre las provincias de Segovia y Madrid.

La mayor parte de la superficie del valle está cubierta por un bosque de pino silvestre. En su parte baja hay un área recreativa conocida como La Panera.