Mesa de Rejas, Mina de Sepiolita y Laguna de Ambroz desde La Piovera

FUENTE DE INFORMACIÓN: Cartografía del Instituto Geográfico Nacional, visor Iberpix 4.
FOTOGRAFÍA: iPhone 11 Pro e imágenes de archivo.
ZONA: Área Metropolitana de Madrid.
DESDE: Pinar de La Piovera (681 m), Madrid.
CERCA DE: Madrid, Coslada.
ÉPOCA: marzo de 2021. Tiempo: despejado.
TIPO DE RUTA: circular.
NIVEL DE DIFICULTAD: bajo.
Datos descargados de GPS SUUNTO Ambit3: Longitud: 27,48 km. Desnivel acumulado positivo: 492 m. Desnivel acumulado negativo: 492 m. Cota máxima: 692 m. Cota mínima: 594 m. Tiempo empleado: 2 h 13 min (con calma y paradas para fotos y para marcar waypoints). Tiempo en movimiento: 1 h 48 min.
MATERIAL: bicicleta de montaña.
AGUA: Fuentes en el Juan Pablo II y en el Anillo Verde Ciclista.
TIPO DE FIRME: sendero, carril bici, carretera.

ITINERARIO:
Pinar de La Piovera (entrada noroeste) – Parque Pinar de Barajas – Barrio de Palomas – Anillo Verde Ciclista – Paso bajo la M-40 y la vía férrea – El Capricho – Carril bici de Alameda de Osuna a Ciudad Pegaso – Parque Lineal del Apartadero de O’Donell – Cerro de la Mesa (649 m), Parque de Rejas – Túnel bajo la M-21 – La Abubilla, Túnel bajo la vía férrea – Cerro de La Abubilla – Cruce de la vía férrea – Cerro de Rosas (651 m) – Cruce de la M-214 – Zona Arqueológica Ciudad Pegaso O’donell-Cantera del Trapero – Las Perdices – Mesa de Rejas – Arroyo de las Patorras – San Cristóbal – Túnel bajo la M-201 – Mina de Sepiolita – Laguna de Ambroz – Cruce de la Avenida de Canillejas a Vicálvaro – Puente sobre la M-40 – Parque de la Cuña Verde de Vicálvaro – Anillo Verde Ciclista – El Jardín del Sol y del Agua – Parque Juan Pablo II – Pinar de La Piovera.

Descárgate la ruta y accede a más información (mapas, waypoints, altimetrías, fotos) en el siguiente enlace de Wikiloc:
Mesa de Rejas, Mina de Sepiolita y Laguna de Ambroz desde La Piovera

LA RUTA:
Partimos de la entrada NO del Pinar de La Piovera, al lado del Parque Conde Orgaz. Comenzamos atravesando el pinar hasta su parte alta y desde allí seguimos por el Parque Pinar de Barajas hasta el Barrio de Palomas.

Callejeando por sus calles, terminamos desembocando en el Anillo Verde Ciclista. Continuamos por él hacia la derecha y poco después, lo abandonamos para cruzar bajo la M-40 y la vía férrea y acceder a El Capricho (Alameda de Osuna). Atravesando el parque, llegamos al inicio del Carril bici de Alameda de Osuna a Ciudad Pegaso. Lo seguimos hasta el final y cruzando el Parque Lineal del Apartadero de O´Donell, entramos en el Parque de Rejas para subir al Cerro de la Mesa (649 m).

Bajamos del cerro por el E y pasando por un túnel bajo la M-21, accedimos a La Abubilla, por la que inicialmente seguimos en dirección a Coslada. Después de un pequeño túnel bajo la vía férrea, nos desviamos a la derecha hasta cruzar la vía del tren bajándonos de la bici.

Al otro lado, entramos en un terreno dominado por el Cerro de Rosas (651 m), lleno de pequeñas trochas que hacen las delicias de los amantes del trial. La subida al cerro es dura pero corta y la vista panorámica merece la pena.

Descendimos de la montaña hacia el O y tras cruzar la M-214, nos adentramos en la Zona Arqueológica Ciudad Pegaso O’donell-Cantera del Trapero. Enseguida pasamos por una pequeña vaguada en la que actualmente hay un coche calcinado, y llegamos a Las Perdices, donde en esta época se forma una pequeña laguna estacional.

La Zona Arqueológica Ciudad Pegaso O'donell-Cantera del Trapero es un paraje verde ubicado entre el Wanda Metropolitano, la explotación minera de Sepiolita (Tolsa S.A.), Coslada y Rejas. Según tengo entendido, este área se analizó desde el punto de vista arqueológico hace años, con el fin de asignar los terrenos a la futura Villa Olímpica. El resultado fue que no se halló ningún resto arqueológico relevante. 

Pasada ésta, nos desviamos a la izquierda para atravesar de O a E la Mesa de Rejas. En el camino, vadeamos el cauce seco del Arroyo de las Patorras.

En su extremo oriental, desembocamos en una pista perimetral que tomamos hacia la derecha y rodeando la zona de San Cristóbal llegamos a un túnel bajo la M-201 por el que abandonamos la Mesa de Rejas.

Al otro lado, entramos en otro vasto terreno al SE del Wanda, que se extiende entre los distritos de San Blas (al O), Vicálvaro (al S) y Coslada (al E). Aunque hay una pista que lo rodea por el O hasta el Parque de la Cuña Verde de Vicálvaro, nosotros decidimos atravesarlo hacia el S para visitar la Mina de Sepiolita, una zona muy inhóspita pero curiosa de ver. Durante este tramo, pedaleamos por amplias pistas habitualmente transitadas por camiones. En el sentido que veníamos, no vimos ningún cartel de «prohibido» pero sí de «precaución», y tuvimos que abrir 2 rejas de obra.

La Mina de sepiolita es un yacimiento a cielo abierto del que se extrae este mineral del grupo VIII (Filosilicatos), también conocido como "espuma de mar", que destaca por sus propiedades aislantes y absorbentes. España es la mayor productora de la Unión Europea y Madrid su principal fuente. Otros países productores son: Turquía, Grecia, Marruecos, Tanzania y Estados Unidos. El 80% de la sepiolita extraída en España se destina para confeccionar el suelo de las camas para gatos. La explotación se inició en 1977 por parte de la empresa Tolsa S.A. y se prolongó durate 30 años, hasta el 2007. Recientemente, se han reiniciado las excavaciones para extraer la sepiolita restante, cuyo valor se estima en unos 40 millones de euros.

Abandonamos el yacimiento por su extremo S. De repente, el decorado cambia por completo. Dejamos atrás el paisaje lunar y continuamos por un camino, de nuevo verde 😜, que nos condujo hasta la Laguna de Ambroz, un paraje más bonito si cabe por inesperado.

Dicen que las Lagunas de Ambroz, localizadas en la parte este de Madrid, en el distrito de San Blas-Canillejas, entre la M-40 y la R-3, son el mayor humedal de la capital de España. Las lagunas se formaron cuando la "corta" minera (el agujero creado por la excavación) que Tolsa S.A. realizó para sacar sepiolita entre los años 1977 y 2007 (fecha en la que expiró la concesión), se llenó de agua procedente del acuífero adyacente y de la lluvia. Anteriormente a la apertura del yacimiento, la zona estaba ocupada por terrenos agrícolas regados por el Arroyo de Ambroz. Desde el cese de la actividad minera, la laguna y su entorno ha sufrido un proceso de naturalización espontánea progresiva, que la ha convertido en un auténtico ecosistema en el que conviven y tienen refugio un buen número de especies animales y vegetales. Entre ellas, destacan hasta 37 especies de aves: Abejaruco, Collalba gris, Somormujo lavanco, Búho real, jilgueros, pato colorado, etc, siendo especialmente interesante la presencia de especies amenazadas a nivel regional y nacional como el Avión zapador y el Alcaudón real, que nidifican en los taludes de la antigua cantera formando colonias. Aunque la reciente reapertura de la mina ha puesto de manifiesto la tensión existente entre los intereses ecologistas y la industria minera, y el difícil equilibrio que a veces hay entre los intereses económicos y el fomento de la biodiversidad, lo cierto es que la Laguna de Ambroz es un buen ejemplo de que a veces "no hay mal que por bien no venga". Tras unos años en los que se explotó la zona en aras de prosperidad económica y empleo, ahora podemos disfrutar de un singular vergel, que no existía antes de la mina. Ojalá nunca se rompa este equilibrio y se puedan conciliar intereses divergentes !!!

Salimos del recinto por su límite occidental y cruzando la Avda. de Canillejas a Vicálvaro accedimos al Parque de la Cuña Verde de Vicálvaro, al fondo del cual cruzamos por un puente sobre la M-40 para acceder al Anillo Verde Ciclista.

Seguimos por el anillo en sentido anti-horario, rodeando San Blas y Canillejas hasta sobrevolar la A-2 por otro puente.

Tras pasar El Corte Inglés del Campo de las Naciones, nos desviamos a la izquierda y enlazando El Jardín del Sol y del Agua y el Parque Juan Pablo II, llegamos al Pinar de La Piovera, final de nuestra ruta.

Desde el punto de vista técnico, el recorrido carece de dificultad, más allá de alguna rampa dura pero corta.

Una vez más, Madrid nos sigue sorprendiendo. Esta vez, con dos nuevos parajes verdes de la zona E del área metropolitana, en los que se puede disfrutar de la bici de montaña: Mesa de Rejas y la Laguna de Ambroz. Una ruta bonita y diferente, que puede ser una buena alternativa si estamos cansados del Anillo Verde Ciclista.